¿Por qué es mejor tener un seguro de salud privado en España?

Descubre las ventajas de contratar un seguro privado frente a las prestaciones de la Seguridad Social y la sanidad pública:

En 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció un ranking mundial basado en la eficiencia del sistema sanitario de cada país. De los 191 países incluidos en el ranking, solo 25 cumplían con la mayoría de las exigencias de la OMS. Por supuesto, España figura en el top ten, ocupando el puesto #7 gracias a su excelente sistema sanitario que es gratuito para toda la población. Por eso, el gasto en sanidad supone casi el 10% del PIB español, o lo que es lo mismo: mantener esta gigantesca estructura sanitaria le cuesta al Estado 3.000€ anuales por habitante.

Disponer de este sistema de salud gratuito, financiado por los contribuyentes, tiene algunos inconvenientes: largas esperas, restricciones territoriales, oferta limitada, poca flexibilidad, etc. Por eso, en los últimos años el sector de los seguros privados ha crecido notablemente, no sólo como alternativa para descargar a la sanidad pública, sino porque brinda numerosas ventajas y beneficios para el paciente-usuario.

A continuación te presentamos una lista de razones que te ayudarán a entender por qué es mejor tener un seguro de salud privado en España:

El seguro de salud privado es un complemento del servicio de salud público.
Tener un seguro privado no impide el acceso al sistema sanitario público. Todo lo contrario: da la opción de elegir entre uno y otro según convenga; y hacer uso del que mejores prestaciones ofrezca en cada momento.

Inmediatez: adiós a las listas de espera.
Es una de las ventajas que más destacan los asegurados por vía privada. Los centros médicos privados reciben un menor volumen de pacientes por día, lo que les permite asistir y atender de forma inmediata. Por el contrario, en los centros de salud pública se suelen demorar mucho actividades como agendar una visita, realizarse un chequeo o una prueba diagnóstica, obtener los resultados, recibir atención de los servicios de urgencias, etc.  Además, los protocolos oficiales exigen que el paciente pase previamente por el médico de cabecera para después derivarlo al especialista. Con un seguro privado se evita este doble trámite yendo directamente al médico especializado.

Flexibilidad, comodidad y privacidad
Además de la flexibilidad de poder elegir la fecha y la hora que mejor se adapte a nuestra rutina personal y laboral, los seguros privados ofrecen comodidad al paciente a través de una amplia variedad de canales: app móvil, consulta por videollamada,  atención telefónica 24h, asistencia a domicilio, etc. Asimismo, las consultas médicas privadas nos ofrecen mayor intimidad y discreción, así como una relación más cercana y personal con nuestro especialista médico.

Posibilidad de elegir el centro médico y el especialista.   
Para controlar y gestionar de forma ordenada a los pacientes, la delegación sanitaria de la comunidad autónoma asigna al ciudadano un centro de salud en función del municipio en el que residan. Un seguro médico privado ofrece la opción de elegir el centro de salud sin justificar la elección, e incluso especificar qué médico quieres que te atienda.  

Mejor prevenir que curar: coberturas de prevención.   
Ser precavido no es ser alarmista. La cobertura de prevención permite realizarse chequeos y pruebas de prevención para la detección temprana, primera medida para frenar el desarrollo y la propagación de enfermedades y afecciones graves sin llegar a requerir de tratamientos o intervenciones más costosas. 

Hospitalización, una gran diferencia.   
Esta es una de las grandes diferencias entre la salud privada y la pública, ya que permite disponer de habitaciones privadas, con atención personalizada e incluso cama o sofá-cama para el acompañante, sin limitación horaria de visitas.

Cobertura nacional, y también en el extranjero.     
En España la cobertura se limita al territorio autonómico, salvo para urgencias, pero los seguros privados incluyen cláusulas de coberturas nacionales, e internacionales. En Adeslas esta cobertura en el extranjero se extiende a 90 días, en cualquier parte del mundo, y en caso de exceder el periodo de tres meses, si el viaje es más largo, se puede complementar el capital con un seguro de viajes.

Opción a reembolso.   
Imagina que necesitas recurrir a un especialista que no está dentro del cuadro medico disponible por tu seguro privado, y te ves obligado a pagar el servicio por adelantado. A veces ocurre. Con tu seguro Adeslas no necesitarás asumir ese coste personalmente, ya que te ofrecen el reembolso de hasta el 80% del coste del servicio.

Ventajas fiscales para autónomos, PYMES y empresas.     
Las primas de seguro de enfermedad satisfecha por el contribuyente se consideran como gastos deducibles en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Para la empresa cuenta como gasto social en la declaración del Impuesto de Sociedades, pero esta deducción fiscal de las pólizas de seguros sólo se aplica si han sido contratadas por el autónomo o la empresa, no por sus trabajadores. En el caso del autónomo también se deduce el seguro contratado para sus familiares directos.

Coronavirus – COVID 19.     
Si un médico de cabecera de la Seguridad Social disponía de 7 minutos de media para atender a cada paciente, ahora en época de COVID ese tiempo es aún menor. Los médicos se ven obligados a prestar un servicio mínimo en vez del deseado y las instituciones sanitarias públicas, centros de salud y hospitales están saturados por el alto volumen de pacientes, llegando incluso al colapso. Por eso, disponer de una alternativa privada permite al usuario recibir la atención médica que su caso merece, incluyendo una ilimitada variedad de recursos y materiales gracias a la inversión privada.

TU ASESOR DE SEGUROS DE CONFIANZA

Asesora de Seguros - Monica Correa