Saltar al contenido

Porque La Obra De Don Juan Tenorio Pertenece Al Romanticismo

diciembre 26, 2022

Casi todos los temas, preferentemente por la narración de España, su religión y sus tradiciones, pasarían por sus versos. Semeja que, con cierta frecuencia, el teatro de los pueblos europeos se somete a una especie de ley, según la cual, las proyectos primeras han requerido muy pocos recursos escenográficos y tramoyísticos.

Quizás ella se encuentra en el mismo trance que su amado, es decir eros y el cariño divino se han cruzado en un intersección por un instante e indefinible. Más adelante se constatará que es el sentimiento del amor divino —por sobre todos los otros sentimientos—, lo que se destaca en ella. Hay una extendida tradición de alzamientos, mutaciones y otros trucos tramoyísticos en las comedias de magia, pero hay algunos detalles específicos que podemos marcar de un drama a otro, varios de ellos recogidos por Grimaldi en su comedia. Para no detenerme bastante en esto solo voy a citar unos cuantos ejemplos como la escena del Diablo verde que sátira la conocida escena de las Fraguas de Vulcano, deLa pata de cabra , o las velas que se encienden de manera automática en La redoma encantada de Hartzenbusch, truco que se vio asimismo en La pata.

José Zorrilla, El Duque De Rivas Y Un Cosmos De Pasiones Y Conflictos

Nuevamente don Juan logró sus propósitos, enamorando a la prometida de don Luis. Don Juan raptó a doña Inés del convento en que estaba, llevándosela a su casa. Al poco tiempo, llegaron don Luis y don Gonzalo, padre de doña Inés, pidiéndole a don Juan que les devolviera a doña Inés, pero don Juan mató a don Gonzalo y huyó a Italia.

Zorrilla más que detallar las especificaciones de un personaje, lo que hace con el drama es ajustar una idea. Tal vez, como sostiene Rougemont, “la fascinación que sobre el corazón femenino y sobre el espíritu de determinados hombres ejerce el personaje mítico de Don Juan puede detallarse por su naturaleza interminablemente contradictoria” . Pues bien, al renunciar al infierno, don Juan lo que verdaderamente hace, es abandonar sí mismo.

El Teatro Romántico En España

De las carteleras teatrales, por servirnos de un ejemplo, sabemos queLa redoma encantada y Los polvos de la madre Celestina se representaron en Madrid en 1839, 1840, 1841, 1842, y 1843 (Herrero Salgado, Simón Díaz). Además,Las Batuecas, otra comedia de magia del mismo Hartzenbusch, se representó cinco veces en 1843 y 2 más, en el mes de febrero de 1844, precisamente en el momento en que se encontraba escribiendo Zorrilla su Don Juan Tenorio. La pluma encantada, de Bretón de los Herreros, se vio en múltiples representaciones en Madrid en 1841. No voy a comentar El desengaño en un sueño, de Rivas, si bien lleno de mutaciones mágicas, por no caber dentro de nuestra investigación y por no haberse representado en la época de su composición .

porque la obra de don juan tenorio pertenece al romanticismo

Me refiero, por servirnos de un ejemplo, a otro de los dramas más populares de la época, El demonio verde, estrenado en 1830 y representado cientos de ocasiones a lo largo de esa década2. Mesonero Romanos, en su estudio sobre los dramaturgos anteriores a Lope, recuerda las usuales representaciones de las comedias de magia en su tiempo, escribiendo que «fueron el espectáculo popular por muchas generaciones, el recurso de los cómicos y el áncora de salvación de las empresas teatrales» . Zorrilla tuvo la oportunidad de ver estas comedias de magia o leerlas, porque múltiples de ellas se representaron en los primeros años de la década de los 40.

La pregunta es si don Juan, siendo “salvado” por el cariño de doña Inés en el último minuto de su vida, y vender su alma a Dios, salió ganando o perdiendo. El día de hoy, día de San Valentín, les acercamos el análisis corto de una historia de drama romántico, concretamente, el de la obra que escribió José Zorrilla en 1844, «Don Juan Tenorio».

Comedias de magia como El demonio verde, La redoma encantada yLos polvos de la madre Celestina (los 2 últimos de Juan Eugenio Hartzenbusch, autor de la tragedia románticaLos amantes de Teruel), triunfaron grandes cantidades de dinero para los empresarios teatrales de la década. La pata se consideró un «becerro de oro» y un «talismán» para los empresarios por su aptitud de aumentar las ventas teatrales, particularmente a lo largo de una época en la que la mayor parte de las compañías teatrales perdieron dinero o aun acabaron en la bancarrota. En entre los pocos productos críticos escritos sobre este tema Ermanno Caldera, con su acostumbrada perspicacia, apunta que con La pata de cabra «la etapa romántica de la comedia de magia había pues empezado» («Última etapa» 250). Caldera hace hincapié en las contribuciones de Hartzenbusch y de Bretón de los Herreros a la renovación del género a fines de los años 30, pero tenemos la posibilidad de mencionar otras comedias de magia de los años 30 que sirven como etapas en la marcha hacia la comedia de magia romántica.

Análisis Corto De La Obra «don Juan Tenorio» De José Zorrilla

Pero para entender lo que está sintiendo don Juan, debemos recordar primero la manera en que se comprendía el cariño en el siglo XIX, temporada donde se escribe el drama, y en el siglo XVI, intérvalo de tiempo en el que la obra está ambientada. En aquel momento, se afirmaba que los enamorados padecían de algunos de los síntomas de lo que se conoce como la patología del hereos o mal de amores. Castells apunta que el mal de amores era considerado en la Edad Media y hasta el Renacimiento como una enfermedad donde el que la padecía padecía de síntomas como falta de sueño, falta de apetito, desasosiego y palpitaciones entre otras muchas cosas.

porque la obra de don juan tenorio pertenece al romanticismo

¿Qué afirmaría Moratín de esta comedia tan llena de mutaciones espectaculares, cuando se quejó tan amargamente de la comedia Armida y Reinaldo, por contener esta «una hechicera que vuela por el aire, en un carro tirado de dragones que arrojan fuego por las narices»? Las flores se abren y dan paso a múltiples angelitos que cubren a doña Inés y a don Juan, derramando sobre ellos flores y perfumes, y al son de una música dulce y lejana, se alumbra el teatro con luz de aurora.

Visor De Proyectos

Disfruta de acceso a millones de ebooks, audiolibros, gacetas y considerablemente más de Scribd. Los recortes son una forma práctica de recopilar pantallas esenciales para regresar a ellas más tarde. En este momento puedes personalizar el nombre de un tablero de recortes para almacenar tus recortes.

Es en los dramas de sus contemporáneos donde tenemos que buscar las raíces o los antecedentes de estos efectos fabulosos. El drama romántico en España estaba en su apogeo cuando Zorrilla escribió su obra y, como todo el mundo sabe , Don Juan Tenorio es el drama romántico por excelencia1. De ahí que no debería ser bien difícil conseguir las semillas de su inspiración en los mayores dramas románticos de Martínez de la Rosa, Rivas, García Gutiérrez o Hartzenbusch, que habían gobernado los teatros madrileños y nacionales durante la década precedente al estreno del Tenorio.

Explota Cupido el instante en que los cíclopes no le pueden ver para arrimarse a la orilla del mar. Toca el agua con una de sus flechas, y van de las ondas las tres gracias en una hermosa concha de nácar tirada por tres cisnes… Se convierte la concha en un magnífico navío del gusto griego viejo, servido por una tripulación de cupidillos. Literatura del siglo XIX en España y también Hispanoamérica, página web del Departamento de Lengua del IES Avempace.

porque la obra de don juan tenorio pertenece al romanticismo

Ella afirma que la simbología de españa adquirió un tono marcadamente moralizador, cuando la única ética viable era la cristiana, por ende no es extraño ver en el arte y la literatura de aquella temporada, la presencia mayoritaria del amor divino, ensalzado, frente al siempre injuriado amor humano. El padecimiento del amante se identifica con la pasión de Cristo y a la amada se le adora como a una virgen, los dos tipos de amor apelan a un mismo lenguaje, “pero los emblemas y los textos expresan mayor sensualidad cuando tratan del amor sagrado (paradójicamente)” . Como se observa en esta escena, el amor de ella supera la barrera del dolor, del engaño, del abandono, de la traición y de la desaparición. Es decir, más allá de que es verdad que en un momento lo que ella siente por él se mezcla con deseo y pasión, es indudable que su forma de querer y entregarse es la que al final prevalece.