Saltar al contenido

Poliza En Suspension De Garantias

julio 2, 2023

Es recomendable que la empresa de seguros, adjuntado con el requerimiento de pago de la prima, informe de manera expresa al tomador de que la póliza quedará extinguida si la prima no ha sido pagada en una determinada fecha. Y, con relación al impago de la primera prima, se establece que las empresas aseguradoras tienen la obligación de indemnizar al damnificado, pese a que no se haya realizado el primer pago, al tiempo que la empresa de seguros no comunique a su asegurado de forma fehaciente la resolución del contrato. Si pensamos que la suspensión de la cobertura por impago es una “excepción que corresponde al asegurador contra el asegurado”, podríamos hallarnos con resoluciones que obligasen a atender la reclamación del damnificado pese a que la cobertura esté en suspenso, sin perjuicio del posterior derecho de la empresa de seguros a repetir contra su asegurado.

Por tanto, a lo largo del mes siguiente la cobertura sigue a todos y cada uno de los efectos (comprendiéndose el último día de ese mes enteramente, según declaró el Tribunal Supremo en 2000), al tiempo que desde el primer mes, la empresa aseguradora tiene cinco meses para reclamar el pago, quedando entre tanto la cobertura en suspenso. Si el asegurador no demanda el pago en los seis meses siguientes al vencimiento de la prima se comprenderá que el contrato queda extinguido”.

En el caso de falta de pago de una de las primas siguientes, la cobertura del asegurador queda suspendida un mes después del día de su vencimiento. Si el asegurador no demanda el pago dentro de los seis meses siguientes al vencimiento de la prima se comprenderá que el contrato queda extinguido. La prima es la aportación económica que ha de abonar el asegurado a la compañía empresa de seguros en contraprestación por la cobertura de peligro que ésta le da.

Blog

Hablamos de la posición seguida mayoritariamente tanto por las Audiencias Provinciales como por la doctrina científica, y por el propio Tribunal Supremo pero a través de otras Salas. La suspensión de garantías es la situación donde dejan de tener efecto, total o medianamente, las garantías contratadas en la póliza, por causas diversas, por norma general previstas en la misma y sólo por un tiempo, puesto que la suspensión definitiva supondría la extinción o rescisión del contrato de seguro. La causa más común de suspensión de garantías es el impago de la prima por la parte del asegurado; desaparecida dicha causa, se produce la rehabilitación de la póliza.

poliza en suspension de garantias

Si el contrato no hubiere sido resuelto o extinguido de conformidad con los parágrafos anteriores, la cobertura regresa a tener efecto a las veinticuatro horas del día en que el tomador pagó su prima. Situación que se produce cuando, a consecuencia de hechos comunmente previstos en la póliza, quedan por un tiempo sin vigencia los efectos de esta. Esta web emplea Google+ Analytics para recopilar información anónima tal como el número de visitantes del sitio, o las páginas más populares.

Suspensión De Garantías

Como sabemos, la mayor parte de las pólizas de seguro son de duración de forma anual y de renovación tácita o automática; es decir, cuando termina la primera anualidad de vigencia, la póliza se va a ir renovando de año en año sin precisar que los contratantes (tomador y asegurador) lo soliciten de manera expresa. Aquellas en que, por la concurrencia de determinadas situaciones (por poner un ejemplo, impago de recibo, desaparición temporal del peligro, etcétera.), quedan transitoriamente sin efecto las garantías en ella establecidas. Visto que el tomador no haya pagado la prima no debe entenderse automáticamente como que no quiere mantener la póliza de seguramente había contratado. En su interés, frecuentemente se cree que, si tal podría haber sido su intención, la habría comunicado antes de que venciera la anualidad anterior en vez de no pagar las primas.

La situación de falta de pago de la prima se produce cuando el importe de un recibo no ha sido abonado a su vencimiento y transporta como consecuencia normal la suspensión de las garantías de la póliza. Por norma general, la suspensión se genera con motivo del impago de la prima de seguro, prolongándose mientras dure esta situación, o a causa de la desaparición del peligro, en cuyo caso la póliza va a quedar nuevamente rehabilitada en el momento en que el riesgo vuelva a tener virtualidad.

Póliza En Suspensión De Garantías (policy With Suspension Of Cover)

El asegurador debe acreditar que ha usado la diligencia razonable para tratar de cobrar la prima; si no lo hace, se entenderá (en el caso de duda, en pos del asegurado) que el impago no fue por culpa del tomador y que no se le puede perjudicar con la suspensión de la cobertura. El domicilio de pago de la prima es el del tomador (art. 14) y la empresa aseguradora deberá demostrar que “ha ido” al domicilio del tomador a tratar de cobrar; o sea, que ha enviado, de forma fehaciente, uno o múltiples requerimientos de pago. Partiendo de esa presunción – favorable al asegurado y al tomador -, la extinción de la póliza debe serle comunicada antes por la compañía de seguros.

poliza en suspension de garantias

Si bien las secuelas parecen claras, hubo mucha jurisprudencia cuyo conocimiento general (tengamos en cuenta que estamos en un humilde Blog) nos puede asistir en el momento en que tengamos un siniestro y la póliza se encuentre en esta situación. Hemos de tener en consideración siempre y en todo momento el carácter asegurador del tomador y del asegurado de toda la normativa de seguros privados; se les considera la parte débil del contrato y cualquier consecuencia o interpretación que les vaya a ser desfavorable se interpretará siempre restrictivamente, en consecuencia, la suspensión de la cobertura y la extinción de la póliza no es un efecto general y automático. Como la mayoría de las primas se cobran hoy en día mediante domiciliación bancaria, la empresa aseguradora va a deber probar que ha presentado el recibo al cobro en la remesa pertinente y que le ha sido devuelto. Es conveniente que haya intentado el cobro una o dos veces mucho más a fin de demostrar la diligencia a la que nos referíamos mucho más arriba y poder de este modo demostrar que la culpa del impago – y de la consiguiente suspensión de la cobertura -, es del tomador.

Póliza En Suspensión De Garantías (policy With Suspension Of Cover)

No obstante, el Tribunal Supremo ha proclamado que en las situaciones en que se haya fraccionado el pago de la prima y se deje de pagar el primer fraccionamiento, a su vencimiento, desde ese instante opera la previsión contenida en el art. 15.2 LCS, sin que sea necesario aguardar al vencimiento del último fraccionamiento. Por tanto, la prima debe comprenderse impagada desde el impago del primer fraccionamiento, y por este motivo desde ese momento empieza el plazo de felicidad de un mes, y desde entonces se suspende la cobertura del seguro, hasta la extinción del contrato a los seis meses del impago, siempre y cuando en este tiempo no conste que la empresa aseguradora eligió por reclamar la prima.

poliza en suspension de garantias

En cuanto a qué ocurre si la prima impaga tenía fraccionado el pago, o sea, a cuándo comienza en tal caso el plazo de suspensión de la cobertura de la póliza y el período de seis meses a fin de que pueda generarse la extinción del contrato de seguro como consecuencia del impago, el Tribunal Supremo ha desestimado el único fundamento por el que recurrió el tercero afectado. Este peligro, que puede existir en cualquier seguro de compromiso civil, se marcha a aumentar en aquellos seguros singularmente protectores o con un carácter mucho más “social”, como el obligatorio de automóviles, en los que la protección a ultranza de víctimas y perjudicados, puede llevar a resoluciones que fuercen a la aseguradora a indemnizar al damnificado aun en casos en los que la cobertura estuviese apropiadamente suspendida e incluso, más excepcionalmente, la póliza extinguida.

poliza en suspension de garantias

Sin embargo, lo previamente expuesto, hay que resaltar la jurisprudencia del Tribunal Supremo con relación a las secuelas del impago en relación a los perjudicados en un accidente, estableciendo, para la situacion de las primas sucesivas, que el impago de exactamente la misma empezaba a contar en período de felicidad de un mes de suspensión, tiempo en el que la aseguradora debería responder en oposición al tercero damnificado, no logrando oponer la carencia de pago frente a este. Aunque no era objeto del recurso de casación, obiter dictum, la Sala Primera del Tribunal Supremo ha aprovechado esta sentencia para pronunciarse sobre si la suspensión de la cobertura por el impago de la primas correspondiente al intérvalo de tiempo prorrogado es oponible al tercero afectado, aseverando que “la suspensión de la cobertura del seguro no opera frente al tercero que ejercite la acción directa del art. 76 LCS, en la medida en que este mismo precepto prevé que «La acción directa es inmune a las excepciones que logren corresponder al asegurador contra el asegurado»”.